Top

Finanzas Prematrimoniales

Segunda Parte

 marriage-and-money-copy¡Llego el día de boda! Todos están contentos y  en medio de la euforia que se experimenta casi nadie se da cuenta que el novio está altamente preocupado y no solo porque es su día especial, sino más bien porque el “padrino” encargado del brindis olvidó su asignación y ya no hay presupuesto para hacer otro pedido. Tal vez estoy exagerando un poco la situación, pero este tipo de evento lo he visto frecuentemente. Contraer matrimonio siempre será una experiencia inolvidable, ya sea por los lindos momentos vividos durante la ceremonia, como también por las cosas que no nos salieron bien a pesar de haberlas planificado.Aun así, nuestro papel como postulantes al matrimonio es evitar “sorpresas negativas” o por lo menos contar con un plan de contingencia para cuando se presenten.

En la entrega anterior analizamos la primera parte de esta serie que le hemos llamado Errores Financieros que debemos evitar ANTES, DURANTE y DESPUES del matrimonio o mejor conocido por la expresión: “ANDUDES”. En el día hoy te entregaremos los siguientes  tres aspectos que debemos evitar “DURANTE” el matrimonio.  Veamos.

  • No contar con un fondo para las contingencias. Son innumerables los casos donde el novio o la novia se han visto en momentos difíciles, ya sea porque la bebida no llegó, el carro se averió, se rompió el vestido de la novia, se cayó el biscocho, en fin. Muchas situaciones pueden presentarse que ameritan resolverlas con dinero. Si estás pensando en casarte, debes incluir en tu plan financiero pre-nupcial un fondo para las contingencias, de ese modo estarás protegido ante estos casos.
  • Llegar la fiesta de bodas sin un plan financiero POST-NUPCIAL. Además de realizar un presupuesto de los gastos que vas a tener para tu fiesta de bodas, recuerda que después de la ceremonia la vida sigue. Normalmente cuando formamos una familia los gastos aumentan y en ocasiones nos toman por sorpresa. El plan financiero Post-Nupcial abarca el nuevo presupuesto que regirá a la familia después la boda, el sistema de administración que van a usar, así como la responsabilidad financiera de cada uno.
  • Desconocer si son financieramente compatibles. De acuerdo a un estudio que realizó la reserva federal de los Estados Unidos de América demostró que las parejas que tenían los mismos hábitos financieros mientras eran novios, después de casados normalmente no tenían dificultades relacionadas al gasto del dinero en la familia. La etapa del noviazgo es donde se debe observar, corregir y llegar a acuerdos sobre las nuevas prioridades financieras. Por eso recomendamos que antes de llegar a la boda, además de realizarse exámenes médicos, también se practique un Test de Compatibilidad Financiera y así descubrir aquellos hábitos que por el calor de la emoción de novios no pudieron identificar.

Hasta la próxima entrega. ¡Bendiciones!

Melvin Féliz, MA

Conferencista y Autor del libro Financieramente Sabio
Melvinfeliz7@gmail.com
Facebook y Twiter: melvinfeliz

No comments yet.

Deja un comentario